En qué consiste la natación terapéutica

La natación no solo es divertida, sino que también puede ser beneficiosa para la salud. Además de ser un ejercicio de bajo impacto, la natación es un gran ejercicio terapéutico que puede ayudar a tratar condiciones  como la artritis y la fibromialgia. Las propiedades calmantes del agua son atractivas para quienes buscan un tratamiento que pueda curar el cuerpo y mejorar los plazos de rehabilitación, los niveles de condición física o la reducción de los niveles de estrés en general.

natacion-terapeutica-terapia-agua-1En concreto, la natación terapéutica es un método creado para utilizar actividades acuáticas que ayudan a enfermedades, lesiones temporales, problemas posturales o desviaciones de columna.

El principio de Arquímedes

Todo cuerpo sumergido en un fluido experimenta un empuje hacia arriba igual al peso del fluido que desaloja. Es decir, todo cuerpo sumergido ejerce una presión sobre la superficie acuática igual al peso de la columna de líquido situada debajo de este cuerpo.

La natación terapéutica no solo se basa en meterse en una piscina y realizar ejercicios. Además, es necesario ir acompañados de un terapeuta profesional en este área que establecerá un plan específico de ejercicios adecuados para nuestra dolencia. Cada actividad debe ser adaptada a cada persona dependiendo de la velocidad que realiza el ejercicio.

Estos ejercicios pueden ir acompañados con varias herramientas para facilitar o para ejercer y corregir la alteración muscular o esquelética. Pueden tratarse de pesas, tablas, cuerdas, flotadores, etc.

Ejercicios dentro del agua

Son llamativos y motivadores para la persona que los practica y proporcionan sensación de seguridad que alivia la tensión de las articulaciones, además de activar la circulación sanguínea por el frío del agua.

Tres de los beneficios más importantes de la natación son la flotabilidad, la resistencia y los efectos de enfriamiento. Como aproximadamente el 90 por ciento del cuerpo está flotando en la piscina, las articulaciones consumen menos estrés cuando hacen ejercicio en el agua que en tierra.

El agua agrega más resistencia a los movimientos que el aire, haciendo de cada movimiento un ejercicio de resistencia. Por otra parte, es difícil sobrecalentarse mientras se hace ejercicio en el agua, ya que el calor del cuerpo se dispersa en la piscina.

Uno de los beneficios de estar sumergido en el agua es que el individuo experimenta igual presión en todas partes. Las personas sanas probablemente ni siquiera notarán esta leve sensación de ‘compresión’, que es similar a los efectos de usar medias de compresión.

Sin embargo, una persona con problemas de salud puede notar la sensación de compresión. La inmersión también impone mayores exigencias al sistema respiratorio, lo que permite una mayor exhalación. Por lo tanto, los músculos respiratorios se ven obligados a trabajar un poco más fuerte en el agua, lo que hace que estos músculos se vuelvan más tonificados, incluso sin movimiento en el agua.

Dolencias recomendadas para la natación terapéutica

Según investigaciones recientes, la natación puede ayudar a reducir el dolor asociado con afecciones crónicas como la artritis y la fibromialgia. Además, los ejercicios aeróbicos tienden a ser buenos para el dolor en las articulaciones, pero hacerlos en el agua elimina gran parte del impacto.

Si sufres de dolor crónico en las articulaciones o si estás intentando rehabilitar una lesión, los ejercicios con agua ofrecen una excelente manera de aumentar la fuerza de manera lenta y constante sin afectar demasiado a su cuerpo.

En general, la natación terapéutica está recomendada para las siguientes dolencias:

  • Desviaciones de la columna vertebral
  • Hernias discales
  • Corrección de posturas
  • Patologías cardiacas, circulatorias, obesidad
  • Alteraciones respiratorias
  • Contracturas de espaldas
  • Dolores cervicales
  • Hiperlordosis
  • Hipercifosis
  • Favorece el tono muscular
  • Libera emociones
  • Aumenta la capacidad pulmonar
  • Relaja la musculatura
  • Patologías del sistema nervioso
  • Artrosis
  • Retención de líquidos

Se ha demostrado que con la utilización de esta terapia se pueden obtener muy buenos resultados tanto físicamente, mentalmente como emocionalmente en la persona sea de cualquier edad.

Autor: CIM Formación

Compartir

2 comentarios en “En qué consiste la natación terapéutica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…