Cómo respirar durante los ejercicios cardiovasculares

Respirar correctamente durante el ejercicio es fundamental para conseguir un rendimiento óptimo. En el caso de los ejercicios cardiovasculares, además, respirar correctamente ayudará a evitar el temido flato, ese dolor abdominal punzante tan desagradable que, en muchos casos, obliga a reducir la intensidad e incluso a parar completamente.

Para realizar una buena respiración durante la ejecución de ejercicios cardiovasculares es necesario tomar aire por la nariz de forma profunda, haciendo la llamada respiración abdominal, que permite una mayor oxigenación. Además, es necesario exhalar todo el aire para eliminar todo el dióxido de carbono posible.

Cómo respirar durante el ejercicio cardiovascular

respirar correctamente haciendo ejercicioToma aire por la nariz de forma profunda. Nota como se hincha ligeramente el estómago. De este modo, tomas más oxígeno y este llega de forma más eficaz a los músculo.

Exhala por la boca todo el aire que puedas. No solo eliminarás más dióxido de carbono, sino que permitirás que entre más oxígeno en tus pulmones durante la siguiente inhalación.

Exhala lentamente. Aprieta el estómago para ayudar al aire a salir y controlar la exhalación.

Relaja los hombros y ponte derecho. De lo contrario estarás impidiendo que tu caja torácica se expanda y que se llene completamente de aire.

Respira de forma consciente, acompasando la inhalación y la exhalación con tus movimientos. Por ejemplo, inspira en dos, tres o cuatro tiempos con tus pasos y exhala igualmente en dos, tres o cuatro tiempo (dependiendo de la velocidad y la intensidad del ejercicio).

Ventajas de respirar adecuadamente

Respirar adecuadamente durante el ejercicio cardiovascular no solo hace el entrenamiento más eficiente, sino que ayuda a incrementar la estabilidad, la fuerza y la resistencia.

Además, respirar de forma consciente nos mantiene más concentrados en el ejercicio, lo cual nos ayuda mejorar la técnica de ejecución -lo cual ayuda a mejorar los resultados- y también ayuda liberar la mente de tensiones y pensamientos negativos o limitantes.

Por otra parte, la respirar de forma profunda y consciente durante los ejercicios cardiovasculares previene mareos y dificultades para respirar.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…