Cuando los clientes quieren que les des caña en el entrenamiento
clientes-quieren-que-les-des-caña-en-el-entrenamiento|entrenamiento-adaptado-a-cada-persona

Cuando los clientes quieren que les des caña en el entrenamiento

Como instructor de cualquier modalidad de fitness te encontrarás mucha gente que lo que quiere es eso, que el monitor les de caña en el entrenamiento. Y verás que mucha gente, que debería empezar por actividades más moderadas, busca la actividad más dura que oferte el centro.

Ya les puedes explicar lo que quieras, que ellos lo que quieren es sudar y salir cansados. Esa gente que coge las mancuernas más grandes, las barras más pesadas, que pone el step más alto, que carga la bicicleta más que nadie… que incluso llevan más ropa que nadie para sudar más aún.

Qué difícil es hacerles entender lo que tienen que hacer si de verdad quieren hacer un trabajo eficaz. Qué complicado es explicarles que no por darse más caña en el entrenamiento y “matarse” en el gimnasio van ponerse más en forma o van a adelgazar más rápido. Muchos tienen que lesionarse (verás muchos) en las primeras sesiones para darse cuenta que no pueden hacer eso que tanto les llama la atención.

Y es entonces cuando entienden eso que les dijiste: “deberías entrenar unos meses con una tabla a tu medida para ir ganando fuerza y resistencia”, “mejor prueba con el método Pilates para empezar, que con esa lesión de espalda es lo que más te va a ayudar”, etc.

Clientes quieren que les des caña en el entrenamiento

Recuerda por qué estás aquí

Muchos directores de gimnasio e instructores de fitness no lo tienen en cuenta y dejan que el cliente haga lo que quiera. Al fin y al cabo, de lo suyo pone y, mientras pague, que haga lo que le dé la gana. Pero esto no está bien. Todo aquel que aspire a ser un buen profesional, en el campo que sea, no debe olvidar nunca el motivo que le llevó a dedicarse a eso, y por ello nunca debe olvidar su propio desarrollo personal.

Por eso, en nuestra profesión, nunca podemos olvidarnos de las personas. Estamos en esto por ellos, para mejorar su calidad de vida, para ayudarles a lograr sus objetivos. Si olvidamos esto, ¿qué sentido tiene lo que estamos haciendo?

La comunicación y la empatía como claves del éxito

Es fundamental conectar con los clientes, preocuparse por ellos y ayudarles a descubrir qué es lo que necesitan. Porque muchos llegan al gimnasio sin saber lo que quieren, sin unos objetivos claros, sin un plan, a veces incluso sin una motivación clara. Que nadie se engañe: adelgazar o ponerse cachas no es ni un objetivo ni una motivación clara y, por supuesto, no implica ningún tipo de plan.

Esforzarse por comprender al cliente, por sus necesidades e inquietudes, es fundamental para ofrecerle una solución adecuada. Eso es lo que te convertirá en un buen profesional, en un centro de referencia.

Pero no te engañes. A muchos les dará igual y seguirán queriendo clases más duras, clases que apuren hasta el último minuto, clases extremas… No sufras por ello. Haz tu trabajo lo mejor que puedas y no olvides que tienes más gente en tus clases. No cabe duda que puedes ofrecer clases para todos los niveles, y que no puedes obligar a la gente a que haga lo que no le gusta. Mientras no olvides cuáles son tus objetivos muchas otras personas podrán alcanzar los suyos.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Deja un comentario