¿Clases en grupo o entrenamiento personal?
Diferentes entre el entrenamiento personal o en grupo
Imagen: Sule Makaroglu en Unsplash

¿Clases en grupo o entrenamiento personal?

Muchas personas, cuando quieren empezar a ir al gimnasio, se plantean qué les conviene más: las clases de grupo o un entrenamiento personal. En realidad, esto depende de muchos factores, como los objetivos personales, los horarios disponibles e incluso el presupuesto.

No cabe duda que una clase dirigida bien planificada, con un buen monitor, puede ser muy interesante, y más en un centro donde haya una oferta amplia y profesionales que nos ayuden a elegir o diseñar un régimen de entrenamiento basado en clases en grupo.

Sin embargo, en otros casos puede ser mucho más eficiente contratar a un entrenador personal que diseñe y guíe un plan personalizado y enfocado, especialmente si tenemos un tiempo limitado para entrenar (o un horario exigente) y queremos exprimirlo al máximo.

A continuación vemos las principales ventajas y desventajas de los diferentes tipos de entrenamiento. Cada uno tendrá que analizar qué le interesa más según su situación personal.

Ventajas y desventajas de las clases en grupo

Las principales ventajas de las clases en grupo son las siguientes:

  • Variedad de entrenamientos, tanto cardiovasculares como de fuerza y de diferente impacto.
  • Clases dinámicas en las que se puede socializar y aprovechar el impulso del grupo.
  • Horario fijo, lo que ayuda a ser más constante y asumir un compromiso.
  • Son más económicas que el entrenamiento personal.
  • Se pueden conseguir buenos resultados si se sigue un programa adecuado y se es perseverante.

Por otra parte, las principales desventajas de las clases en grupo son estas:

  • El ejercicio puede no ser el apropiado para todos los participantes.
  • Es necesario aprender la técnica. Esto se suele hacer en clases de iniciación o al principio del curso o al inicio de las clases, pero no se puede repetir constantemente.
  • El monitor no puede estar a todo y no siempre podrá corregir los fallos.
  • El horario de las clases que nos interesen puede no ajustarse a nuestras necesidades.
  • Los resultados dependen de la buena elección de las clases y de la perseverancia, así como de seguir una dieta adecuada.

Ventajas y desventajas del entrenamiento personal

Las principales ventajas de contratar a un entrenador personal son las siguientes:

  • El entrenador diseña un programa a medida, según los requerimientos del cliente y su visión personal, lo que incluye también alimentación.
  • Un entrenador enseña a realizar los ejercicios correctamente y hace un seguimiento, tanto presencial como de los resultados.
  • El entrenador va modificando el programa a medida que es necesario.
  • Además, el entrenador ayuda a mantener la motivación en momentos de dificultad.
  • El horario se puede concretar e ir adaptando a las necesidades del cliente.
  • El entrenamiento puede realizarse a horas a las que es más difícil encontrar clases de grupo.
  • Entrenar con un entrenador es mucho más seguro en términos de prevención de lesiones.
  • El entrenador personal ayudará a establecer objetivos realistas y a trazar un plan de acción.

Las principales desventajas de contratar a un entrenador personal son estas:

  • El entrenamiento personal no cuenta con el factor de socialización de las clases de grupo.
  • Las sesiones son más caras.
  • A muchas personas les resulta incómodo tener a alguien mirando constantemente e incluso pueden sentirse cohibidas.
  • El ejercicio puede no resultar tan motivador como el que se realiza en grupo.

La elección de ir a clases en grupo o contratar los servicios de un entrenador personal es algo que tiene que decidir cada uno en función de sus necesidades.

Las clases de grupo las hay de todos los niveles, incluidas clases de iniciación o de exigencia baja o moderada, y son perfectas para quienes necesitan aprender la técnica o ponerse en forma después de mucho tiempo de baja actividad. Pero es importante ser constantes y empezar al inicio de la actividad para no quedarse atrás y avanzar a buen ritmo.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Deja un comentario