Breathing en Pilates: Importancia y técnica correcta
breathing-pilates-min

Breathing en Pilates: Importancia y técnica correcta

El breathing en Pilates es uno de los fundamentos más importantes del métodos. El breathing se refiere a la respiración, que debe realizarse correcta y conscientemente para que los ejercicios sean realmente efectivos.

Consiste, básicamente, en respirar en la base de las costillas, ensanchándolas, de manera que se pueda mantener la tensión en el centro. Por lo general, la inhalación se realiza en la parte de preparación o recuperación, mientras que la exhalación se hace en el movimiento principal.

Breathing en Pilates: Importancia y técnica correcta 1
Foto: Katherine Hanlon en Unsplash

Qué es el breathing

Respirar adecuadamente promueve la oxigenación efectiva de la sangre, enfoca la mente en cada tarea y ayuda a evitar tensiones innecesarias, particularmente en el cuello, los hombros y la parte media de la espalda. Exhalar profundamente también puede ayudar a activar los músculos de soporte profundo del cuerpo.

Durante la práctica del método Pilates es recomendable utilizar un patrón de respiración tridimensional, que expande la caja torácica en todas las direcciones sin descuidar las porciones anterior, lateral o posterior. Durante la exhalación, la caja torácica se cierra hacia adentro y hacia abajo mientras la columna vertebral se flexiona ligeramente.

Por esta razón, lo que se sugiere es realizar una exhalación para acompañar y facilitar la flexión espinal. Durante la inhalación, la caja torácica se abre y sube mientras la columna se extiende ligeramente. Por lo tanto, se sugiere una inhalación para acompañar y facilitar la extensión espinal. Se puede usar una exhalación durante la extensión de la columna para mantener el reclutamiento abdominal para estabilizar y sostener la columna lumbar.

En todos los ejercicios, la respiración y la conciencia de la estabilización deben preceder al movimiento real.

Breathing para principiantes

Puede ser un desafío cambiar la forma en que respira, porque muchas personas dejan que sus hombros suban y bajen durante la inhalación y la exhalación. De hecho, expandir las costillas hacia un lado cuando se respira (respiración lateral) puede parecer poco natural.

Pero el breathing de Pilates hace que sea más fácil mantener la tensión constante en los músculos abdominales, lo que hace que los ejercicios sean más efectivos en general.

Por otra parte, la exhalación durante la parte de esfuerzo del movimiento aumenta la actividad muscular en los abdominales profundos para proteger la espalda. Eso mismo impedirá contener la respiración durante los momentos difíciles.

Una buena forma de practicar el breathing en Pilates es colocar las manos a cada lado de la parte inferior de la caja torácica y presionar suavemente. Es interesante inhalar y pensar en mover las manos expandiendo las costillas hacia afuera, dejando que la caja torácica se relaje mientras se exhala.

Cuando se domine esto, es bueno intentar apretar el núcleo mientras durante la exhalación y luego sostener constantemente mientras se practica el patrón de respiración lateral.

Breathing en posición supina

Con la siguiente propuesta tratamos de plantear un ejercicio sencillo para practicar el breathingde Pilates en posición supina.

  1. Acuéstate boca arriba, con la piernas flexionadas, apoyadas en los pies, separados al ancho de caderas. Coloca la mano en las costillas para sentir cómo se expanden y se cierran.
  2. Inhala por la nariz, expandiendo la caja torácica tridimensionalmente, concentrándote en llevar el aire hacia la base de las costillas, ensanchándolas.
  3. Exhala, concentrándote primero en el suelo pélvico suave y después en tu centro, llevando el ombligo hacia la espalda. A medida que exhales más profundamente, los oblicuos se contraerán para ayudar a expulsar el aire. Siente cómo las costillas se cierran.
  4. Repite varias veces.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Comentanos