¿Pueden hacer aerodance las personas con artritis?

La artritis es una enfermedad articular que puede resultar limitante y muy dolorosa. Muchas personas creen que el ejercicio puede agravar el dolor, como ocurre con algunas lesiones. De hecho, durante muchos años se pensó que las personas con artritis no debían hacer ejercicio porque lesionarían sus articulaciones. Sin embargo, en la actualidad los médicos saben que esto no es así.

Esta enfermedad, como muchas otras, puede prevenirse con el ejercicio bien hecho. Además, se puede mejorar la sintomatología gracias al ejercicio.

El ejercicio para la salud de las articulaciones

actividades-colectivas-grupo-personas-mayoresMover las articulaciones a diario ayuda a mantenerlas completamente móviles. El fortalecimiento de los músculos que las rodea ayuda a mantener la salud de las articulaciones. Además, el movimiento articular transporta nutrientes y productos de desecho desde el cartílago, el material que protege y amortigua los extremos de los huesos.

Las personas con artritis pueden obtener también, entro otros muchos, los siguientes beneficios al hacer ejercicio:

  • Mantenimiento de la flexibilidad de sus articulaciones
  • Retraso del deterioro del tejido óseo y cartilaginoso
  • Incremento de la fortaleza de sus huesos
  • Aumento de la capacidad para hacer las actividades diarias

Bailar y aerodance con artritis

aerodanceEl aerodance y otras disciplinas relacionadas, como el fitdance, pueden ser realizadas por personas con artritis, pero tomando algunas precauciones.

En primer lugar, es fundamental consultar con un médico especialista y conocer bien el problema concreto de cada uno. La posibilidad de practicar o no aerodance depende del tipo de enfermedad, de su grado y de la forma física de cada uno.

No cabe duda que bailar es divertido, pero también puede ser muy lesivo. Por eso es fundamental hablar con el instructor para que conozca el problema. Sabiendo esto, tal y como aprendéis en nuestros cursos de actividades colectivas y dirigidas, el instructor puede proponer modificaciones de los pasos y los ejercicios o dar pautas a los afectados para que realicen los movimientos de forma adaptada a su condición.

Algunas de estas pautas son las siguientes:

  • Realizar los ejercicios mejor con bajo impacto (evitando saltos y rebotes)
  • Ser consciente de todo lo que haces (mantén el control en todo momento)
  • Ser moderado, tanto en el ejercicio como en el número de sesiones semanales
  • Si las articulaciones en las que tienes el problema están calientes, evitar el ejercicio.
  • Descansra adecuadamente
  • Mantenerse bien hidratado

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…