¿Qué ocurre cuando un rayo cae en un avión?

Esta situación es el colmo de los que tienen miedo a volar y miedo a las tormentas. Pero no hay nada que temer, puesto que cuando un rayo cae sobre un avión en pleno vuelo no sucede nada, absolutamente nada.

De hecho, es una situación muy común. Se calcula que los aviones reciben aproximadamente un impacto por cada 1000 horas de vuelo, sin que ello suponga peligro para los pasajeros.

Los aviones son inmunes a los rayos

¿Qué ocurre cuando un rayo cae en un avión? 1

Los aviones que se construyen actualmente vienen equipados con sistemas de protección que permiten que los rayos entren y salgan de la aeronave a través del fuselaje. El rayo cae, entra y sale. Y ya está.

Uno de los factores que permiten que esto ocurra es el material del que está hecho el avión. El cuerpo del avión está hecho fundamentalmente de alumnio, metal que es un excelente conductor de la electricidad, de modo que el “latigazo” puede recorrer el fuselaje manteniéndose en el exterior de la estructura. Mientras el rayo no se encuentre con ningún elemento que le impida circular a lo largo del fuselaje del avión no pasará nada.

Jaulas de Faraday

Lo que ocurre es que los aviones se construyen para ser unas excelentes Jaulas de Faraday. La jaula de Faraday es un efecto por el cual el campo electromagnético en el interior de un conductor en equilibrio es nulo, de forma que se anula el efecto de los campos externos.

Esto se debe a que el conductor se polariza cuando está sujeto a un campo electromagnético externo, de forma que queda cargado positivamente en la dirección en que va el campo electromagnético, y cargado negativamente en el sentido contrario.

Al haberse polarizado, el conductor genera un campo eléctrico igual en magnitud pero opuesto en sentido al campo electromagnético, de forma que la suma de ambos campos dentro del conductor será igual a 0.

Para mayor seguridad, los aviones llevan también sistemas que protegen los circuitos eléctricos de las sobrecargas y los tanques de almacenamiento deben estar bien sellados para evitar que se incendien por alguna chispa.

Pero, ¿de verdad que no pasa nada? De verdad. Y si no, mira este vídeo.

Qué se siente en la cabina del avión

A pesar de todo, viendo las imágenes, sentir el rayo en el avión debería ser estremecedor, ¿verdad? Pues la verdad es que no es para tanto. La mayoría de las veces lo que se siente es un chasquido precedido de un resplandor.

En cualquier caso, el papel tranquilizadores de los auxiliares de vuelo es fundamental en este tipo de situaciones, como bien saben los alumnos y alumnos formadas en el curso oficial de Tripulante de Cabina de Pasajeros (TCP).

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…