Procedimientos de emergencia en un vuelo

Conocer los procedimientos de emergencia que se realizan en un vuelo para mantener la seguridad del mismo es fundamental para un TCP. De hecho, uno de los momentos clave de su trabajo es, precisamente, que se convierte en imprescindible en caso de emergencia en un vuelo. Aunque dependiendo de la compañía y el tipo de avión, hay pequeños detalles que cambian en los procedimientos de emergencia, en el curso de auxiliar de vuelo es fundamental conocer los procedimientos estándar.

Explicación de procedimientos de emergencia en un vuelo por TCP

Los procedimientos de emergencia se repasan diariamente en el briefing del sobrecargo y del comandante. Estos sirven para salvar a los pasajeros en caso de que sea necesario realizar una evacuación de emergencia.

Los procedimientos de emergencia requieren una acción inmediata para mantener la seguridad del vuelo, por lo que deben hacerse de memoria. No obstante, independientemente del tipo de avión, se debe contar con un manual a bordo y un conjunto de procedimientos de aterrizaje de emergencia.

Cabe destacar que las aeronaves están equipadas con equipos de emergencia para el vuelo y la tripulación. Estos equipos suelen incluir máscaras de oxígeno, chalecos salvavidas y, en algunos casos, un paracaídas. Durante un vuelo comercial, un auxiliar de vuelo explica cómo funciona el equipo de emergencia y dónde encontrarlo. También indica dónde están las salidas de emergencia.

Procedimiento de emergencia en vuelo

Evacuación de emergencia en un vuelo

Los auxiliares de vuelo deben conocer perfectamente el protocolo para realizar tanto una evacuación en tierra como una evacuación en el mar. Una evacuación es un rescate rápido  de pasajeros y tripulación cuando estos están expuestos a un peligro directo e inminente debido a las condiciones del avión tras un impacto. Para ello, la tripulación debe conocer cómo abrir las salidas de emergencia, cómo manejar las rampas y tener claro cuál es el cometido de cada uno en la evacuación. Debido a que la evacuación se considera un procedimiento de riesgo, esta solo debe ser llevada a cabo cuando sea absolutamente necesario.  

Los aterrizajes de emergencia, tanto previstos como imprevistos, también requieren de la activación de procedimientos de emergencia. Un aterrizaje imprevisto da como resultado una emergencia imprevista y una evacuación en tierra o en mar. Un aterrizaje/amerizaje puede ocurrir en cualquier momento aunque, un análisis de accidentes aéreos demuestra que el 80% de los accidentes más graves ocurren durante las fases de despegue o aterrizaje. Por ello es importante que los auxiliares de vuelo estén preparados durante estas fases y estén atentos a cualquier hecho inusual.

Autor: Eva María Rodríguez

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…