Razones y ventajas para ser auxiliar de vuelo

Para muchas personas puede que la idea de volar por el mundo cada pocos días recibiendo un sueldo por ello es lo suficientemente fascinante como para desear estudiar Tripulante de Cabina de Pasajeros. No cabe duda que esta es una buena razón para dedicarse a esta profesión.

Sin embargo, ser tripulante de cabina de pasajeros supone un gran esfuerzo, ya que requiere hacer un trabajo duro, además de dedicación y profesionalidad. No obstante, el estilo de vida, los destinos, los hoteles y los beneficios de viajar suelen ser buenas razones para estudiar Tripulante de Cabina de Pasajeros. Aunque no las únicas.

Auxiliar de vuelo en un avión
Foto: Suhyeon Choi en Unsplash

 

Qué es ser tripulante de cabina

Son diversas las formas con las que nos referimos a la profesión de auxiliar de vuelo: TCP (que son las siglas de tripulante de cabina de pasajeros), azafata/o de vuelo o cabin crew. Su labor no se centra únicamente en servirnos comida y darnos instrucciones en caso de emergencia, que es básicamente lo que todo el mundo ve cuando se sube a un avión. Su trabajo va mucho más allá y para ello se especializan y preparan concienzudamente.

La mayoría de pasajeros no saben que una de las funciones más importantes de los auxiliares de vuelo es la seguridad de los pasajeros de la aeronave. La seguridad de los pasajeros y del avión genera valores de responsabilidad y compromiso en la tripulación y motivan a realizar su trabajo mejor cada día.

El curso prepara a los tripulantes para cualquier eventualidad que se pueda producir en el avión. Aunque en pocas ocasiones ocurren emergencias, igualmente tienen que estar preparados ante cualquier inconveniente. Estos pueden ser desde un accidente por un aterrizaje duro hasta relajar a un pasajero que ha bebido de más.

En el curso se aprenden primeros auxilios, procedimientos normales y en caso de emergencia, identificar etiquetas de mercancías peligrosas, extinción de un incendio en cabina y muchas cosas más.

Además de realizar el curso y superar el examen de AESA, para conseguir trabajar para una aerolínea, son necesarios algunos requisitos físicos, como una altura determinada y capacidades físicas como saber nadar. Cada aerolínea solicita unos requisitos diferentes.

Ventajas de ser auxiliar de vuelo

Sala de espera de un aeropuerto
Foto: Briana Tozour en Unsplash

Hay que señalar que la profesión de auxiliar de vuelo tiene numerosas ventajas en relación a otras profesiones, ventajas que hacen de esta profesión una estimulante opción para forjarte un futuro en las alturas. Sin lugar a dudas, uno de los puntos fuertes es la oportunidad de conocer otras ciudades y ver mundo.

Sueldo y oficina

Tu lugar de trabajo es un avión. Jamás te sentarás en un escritorio a teclear en un ordenador. Estarás en continuo movimiento y con diferentes horarios.

El trabajo de TCP está bastante bien pagado, con un sueldo superior a la media estatal. Además, tienes la oportunidad de cobrar extras si tienes cargos especiales o según tu experiencia y habilidades. Por otra parte, puedes disfrutas de descuentos especiales e incluso servicios gratuitos en los destinos del viaje cuando tengas que quedarte con el resto de la tripulación.

Viajar por el mundo

Siendo auxiliar de vuelo se te presenta la posibilidad de viajar a numerosos países de todo el mundo, pudiendo empaparte de su cultura y sus costumbres, por lo que se puede destacar que se trata de un trabajo muy enriquecedor en todos los niveles.

Es cierto que se depende de las rutas y el tiempo restante que se tiene antes de volver a tomar el siguiente vuelo, pero con un poco de organización podrás disfrutar a lo grande conociendo infinidad de lugares de especial interés que de otro modo no hubieras podido conocer.

Y, aunque no en todas las ocasiones podrás disfrutar del destino tanto como quisieras, en algunas ocasiones podrás pasar unos cuantos días en el destino antes de regresar, disfrutando de las comodidades que suponen unas vacaciones pagadas.

Conocer gente

También te permite conocer mucha gente nueva. Además de conocer a otros compañeros de diferentes partes del país, incluso del mundo, podrás conocer a mucha más gente del entorno relacionada con el avión y el aeropuerto. Compartirás cada vuelo con compañeros diferentes, así que siempre tendrás novedades en el lugar de trabajo. También podrás conocer gente en tus destinos fuera de este ámbito.

Tienes la oportunidades de aprender muchas otras cosas nuevas sobre lugares, personas, culturas, etc. Nunca sabes con quién te encontrarás. Puede que incluso tengas la oportunidad de conocer a algún famoso o persona importante.

Sin horarios fijos

Otra de las ventajas que presenta esta profesión es la posibilidad de trabajar sin tener horarios fijos, ya que dependerá de la ruta que realices, de manera que los horarios suelen ir variando, por lo que podrás gozar de mayor tiempo libre en aquellos momentos en los que la mayor parte de la sociedad está trabajando.

Vuelos gratis (o casi)

Por otro lado, hay que destacar que algunas compañías tienen distintos acuerdos que permiten ofrecer interesantes descuentos en hoteles, spas, gimnasios, etc. También hay compañías que ofrecen vuelos gratis por los que únicamente se pagan las tasas de aeropuerto. Además, los hoteles en los cuales se pernocta son siempre de un mínimo de 4 estrellas. Como es evidente, esta profesión permite vivir experiencias verdaderamente únicas e irrepetibles.

Profesión reconocida

Aunque cada vez viajamos más, seguimos viendo a quienes trabajan en la aviación como personas con suerte, empleados que se dedican a lo que les gusta y tienen el enorme placer de volar constantemente. Seguramente, cualquier auxiliar de vuelo dirá que no es tan bonito como parece, pero jamás dejaremos de admirarles cuando les vemos dirigirse hacia la puerta de embarque.

Desarrollo profesional

La carrera de auxiliar de vuelo te permite desarrollar importantes habilidades personales y profesionales, incluidas habilidades de comunicación (no solo en tu idioma materno), de resolución de conflictos, de resolución de problemas o de organización, entre otras.

Lograrás un nivel muy alto de inglés o de algún otro idioma, si vuelas a destinos donde se utilice. Tu crecimiento profesional te permitirá poder optar a mejores puestos y salario.

Además, en el momento en que decidas dejar de volar, tienes otras muchas opciones, porque puedes trabajar en tierra para la aerolínea, en labores de handling en el aeropuerto o en las oficinas. Y el título de Tripulante de Cabina también te capacita para trabajar como auxiliar en trenes de larga distancia y cruceros.

No necesitas formación superior

Para trabajar como auxiliar de vuelo no necesitas una carrera. Si tienes claro que tu sueño es moverte por el cielo, únicamente debes finalizar la Educación Secundaria Obligatoria y realizar el curso de Tripulante de Cabina en alguna de las academias homologadas. Algunas compañías sí que exigen el Bachiller.

Si quieres saber más sobre los contenidos y requisitos para ser tripulante de cabina de pasajeros, lee este otro artículo sobre lo que se estudia en el curso.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…