Consejos para combatir y vencer el jet-lag

El jet-lag es uno de los principales inconvenientes de viajar a zonas con grandes cambios de horario. Y afecta a todos. Unos lo llevan mejor y otros peor. Sin embargo, para los tripulantes de cabina de pasajeros es fundamental aprender a combatir el jet-lag, puesto que se verán expuestos a sus efectos muy a menudo.

El jet-lag es lo que ocurre debido al cambio del ritmo biológico (ritmo circadiano), que tarda en adaptarse al nuevo horario que nos impone el país de destino. La buena noticia es que se puede hacer, se puede combatir el jetlag y sus efectos.

jet-lag después de un viaje

Cómo superar el jet-lag

  • Ajusta tus rutinas al nuevo horario unos días antes: En la medida de lo posible, adelanta o retrasa tus rutinas unas horas para que luego te sea más fácil el cambio. Intenta hacer lo mismo, pero a la inversa, antes de volver.
  • Hidrátate: Una buena hidratación, tanto interna como externa, favorecerá tu circulación y te ayudará a tener mejor aspecto. Además, es importante evitar cualquier acto que favorezca la deshidratación, como la ingesta de alcohol.
  • Camina por el avión: Caminar ayuda a activar la circulación y evitar dolores provocados por estar mucho tiempo sentado. Bastante cansancio se acumula ya por el cambio horario como para aumentarlo por no moverse durante horas.
  • Una vez en tierra, ponte al sol: El sol ayuda a reponerse del cansancio y eleva el ánimo. No es necesario tumbarse en la playa. Basta con pasear al sol.
  • Ajusta tu alimentación: La conocida como dieta anti jet lag, que debería empezar cuatro días antes del viaje, consiste en tomar comida rica en proteínas en el desayuno y a mediodía, y alta en carbohidratos en la cena y, dos días antes, reducir el nivel de calorías al mínimo.
  • Despéjate al llegar: Cuando llegues a tu destino, dúchate  o date un baño en la piscina. Al refrescarte te sentirás mejor. Si no es posible, lávate la cara y cepíllate los dientes para conseguir esa sensación de frescor.
  • Nada de siestas antes de la hora de dormir: Una vez en tu destino, debes intentar estar despierto hasta la hora de acostarte. Si prevés que vas a tener que estar despierto 10 o 12 horas cuando llegues a tu destino, duerme en el avión todo lo que puedas. Las bebidas con cafeína y las bebidas energéticas pueden ayudarte a mantenerte despierto, pero deja de tomarlas al menos 6 horas antes de dormir, para que puedas conciliar el sueño. Si aún así te cuesta quedarte dormido, prueba con algún suplemento de melatonina o similar para inducir el sueño (consulta con un médico o el farmacéutico antes de tomar medicamentos y suplementos alimenticios).

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…